Patatas Asadas al Horno: Una Alternativa Saludable y Deliciosa

¿Quieres disfrutar de unas patatas doradas y deliciosas sin tener que recurrir a freírlas en aceite? ¡Las patatas asadas al horno son la opción perfecta! Son una alternativa más saludable a las patatas fritas, ya que requieren menos aceite y conservan su sabor y textura crujiente. En "Del Campo a la Cocina", te enseñaremos cómo preparar estas patatas asadas al horno, ¡te encantarán!


Ingredientes:

- Patatas de tamaño mediano

- Aceite de oliva virgen extra (AOVE)

- Sal al gusto

- Otras especias y hierbas opcionales (romero, tomillo, pimentón, ajo en polvo, etc.)


Elaboración:


1. Precalienta tu horno a 180°C.


2. Lava y pela las patatas si lo deseas. Puedes dejar la piel si prefieres una opción más rústica y nutritiva.


3. Corta las patatas en rodajas finas o en forma de gajos, dependiendo de tu preferencia.


4. En un bol grande, vierte un chorrito de AOVE sobre las patatas y mezcla bien para que todas las rodajas queden cubiertas de aceite.


5. Agrega sal al gusto y, si lo deseas, otras especias y hierbas como romero, tomillo o pimentón para darles un toque de sabor extra.


6. Coloca las patatas en una bandeja para hornear forrada con papel de horno o en una bandeja antiadherente. Asegúrate de que las patatas estén distribuidas uniformemente y no se amontonen.


7. Hornea las patatas en el horno precalentado durante aproximadamente 30-35 minutos o hasta que estén doradas y crujientes por fuera, y tiernas por dentro. Si lo deseas, puedes voltearlas a mitad de la cocción para asegurarte de que se doren de manera uniforme.


8. Una vez que las patatas estén listas, retíralas del horno y sírvelas calientes.


Consejos para unas Patatas Asadas al Horno Perfectas:


- Asegúrate de cortar las patatas en trozos del mismo tamaño para que se cocinen de manera uniforme.


- Puedes dejar la piel de las patatas si lo prefieres, ya que contiene nutrientes y agrega un sabor extra.


- Experimenta con diferentes especias y hierbas para darles a las patatas un toque de sabor único.


- Si quieres que las patatas queden aún más crujientes, puedes sumergirlas en agua fría durante unos minutos antes de hornearlas.


Las patatas asadas al horno son un acompañamiento delicioso y saludable para cualquier plato o simplemente para disfrutarlas solas como un sabroso aperitivo. ¡Anímate a probar esta alternativa a las patatas fritas y descubre lo deliciosas que pueden ser! ¡Buen provecho!

Comentarios

Estas son algunas de las recetas más deseadas.

Receta de Pizza Napolitana en Casa

Salteado de Habichuelas Verdes con Almendras