¡Pastel de Calabacín: Un Delicioso Remolino de Sabor y Diversión!

¡Bienvenidos, amantes de la cocina! 

    Hoy les traigo una receta que hará que sus papilas gustativas se deleiten y sus corazones se llenen de alegría. Prepárense para descubrir el maravilloso mundo de nuestro Pastel de Calabacín, una creación que combina sabores frescos, texturas increíbles y una historia culinaria intrigante. ¡Vamos a adentrarnos en este festín de verduras!

En el fondo de esta receta, encontrarás una base quebrada crujiente que hará que tus dientes se hundan en el paraíso de los sabores. Sobre ella, los calabacines pequeños entran en acción, cortados en finas cintas que se enrollan sobre sí mismas, creando hermosos cilindros de verdor. Estos cilindros se disponen sobre la masa extendida en un molde apto para horno, idealmente uno que sea fácil de desmoldar, como un molde de silicona sin necesidad de engrasar.

Pero, ¿qué es un pastel de calabacín sin su toque mágico? Entra en escena una deliciosa mezcla compuesta por 1/2 tarrina de queso mascarpone, 3 huevos, una pizca de sal, un toque de nuez moscada y un toque de pimienta. Esta combinación crea una textura suave y cremosa que envuelve a la verdura cruda enrollada, proporcionando una explosión de sabor en cada bocado.

Ahora, antes de adentrarnos en la elaboración paso a paso, permíteme compartir contigo un poco de historia sobre los ingredientes que hacen de este pastel de calabacín una delicia única. Los calabacines, con su origen en América Central, se han convertido en un elemento clave en la cocina mediterránea, aportando sabor, versatilidad y una gran cantidad de nutrientes. El queso mascarpone, por otro lado, nos llega desde la hermosa Italia, con su textura rica y cremosa que aporta un toque indulgente a cualquier plato. Al combinar estas dos maravillas en nuestro pastel, estamos creando una experiencia culinaria que te transportará a los campos soleados de la Toscana.

Ahora, sin más preámbulos, ¡vamos a la cocina!



Ingredientes Masa Quebrada::

- 200 gramos de harina de trigo

- 100 gramos de mantequilla

- 1 huevo

- 1/2 cucharadita de sal

- 1/2 cucharadita de levadura en polvo

- Aproximadamente 3 cucharadas de agua

Ingredientes para el relleno:

- 3-4 calabacines pequeños

- 1/2 tarrina de queso mascarpone

- 3 huevos

- Sal y pimienta al gusto

- Una pizca de nuez moscada


Elaboración de la masa quebrada:

1. En un tazón grande, mezcla la harina de trigo con la sal y la levadura en polvo.

2. Agrega la mantequilla fría en cubos y trabaja la mezcla con las manos o un tenedor hasta obtener una textura arenosa.

3. Añade el huevo y mezcla hasta que esté bien incorporado.

4. Agrega gradualmente el agua, una cucharada a la vez, mientras mezclas con las manos hasta que la masa comience a unirse. Asegúrate de no agregar demasiada agua, solo lo suficiente para formar una masa homogénea.

5. Forma una bola con la masa, envuélvela en film transparente y déjala reposar en el refrigerador durante al menos 30 minutos.


Elaboración pastel:

1. Precalienta el horno a 180°C y prepara tu molde apto para horno.

2. Extiende la base quebrada en el molde y ajústala a la forma, hay dos puntos cruciales para que sea una receta de éxito:

    -que la masa esté bien extendida quedando uniforme y fina asegurándote de que cubra el fondo y los     bordes.

    -ayudándote de los dedos hunde bien la masa en los bordes interiores.

Yo dispongo la masa en el centro del molde y voy presionando para repartirla por todo el molde. 

3. Con la ayuda de un pela patatas, corta los calabacines en finas cintas a lo largo.

4. Enrolla las cintas de calabacín sobre sí mismas para formar cilindros y colócalos sobre la masa quebrada en el molde.

5. En un tazón, mezcla el queso mascarpone, los huevos, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Bate bien hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

6. Vierte la mezcla de queso mascarpone sobre los calabacines enrollados en el molde.

7. Hornea durante 35 minutos, o hasta que la mezcla esté firme y dorada. Cada uno conocemos nuestros hornos, en esta ocasión, yo he colocado la bandeja en la parte baja del horno, con la función de horno arriba y abajo, SIN aire. Hay que tener en cuenta que la cocción debe ser lenta ya que la masa se tiene que cocinar. 

8. Una vez listo, retira del horno y deja enfriar antes de desmoldar y servir.


Beneficios para la salud:

- Los calabacines son bajos en calorías y ricos en fibra, lo que favorece la digestión y promueve la saciedad.

- El queso mascarpone, aunque indulgente, es una buena fuente de calcio y vitamina A.

- La nuez moscada ofrece propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.


Este Pastel de Calabacín te permitirá deleitarte con una combinación única de sabores y texturas, mientras disfrutas de los beneficios saludables de sus ingredientes. ¡Esperamos que lo disfrutes tanto como nosotros!


Recuerda compartir tus experiencias y fotos con nosotros. ¡Hasta la próxima aventura culinaria!


¡Del campo a la cocina!

Comentarios

Estas son algunas de las recetas más deseadas.

Receta de Pizza Napolitana en Casa

Salteado de Habichuelas Verdes con Almendras